La riqueza en América Latina: la verdad sobre los países más ricos y más pobres

En la actualidad América Latina presenta niveles de producto per cápita similares al promedio mundial y por debajo del ingreso mediano alto de los países, aunque esto no fue siempre así. Asimismo, dentro de la región se evidencian países muy ricos y países muy pobres, teniendo algunos indicadores más parecidos a Europa mientras otros son más similares a África. ¿Cuáles son los países más ricos de la región? ¿Fueron siempre así?

Los países más ricos

Para analizar y comparar de manera correcta el nivel de riqueza entre países y regiones, y para poder hacer una comparación entre distintos años, la medida más representativa es el Producto Interior Bruto (PIB o PBI) per cápita. Y dado que lo que un dólar puede comprar varía entre diferentes países, se normaliza la información midiéndola por paridad de poder adquisitivo:

PIB per cápita de 2017 en dólares PPA constantes.

Considerando la información de 2017 -el último dato disponible publicado por el Banco Mundial-, los países más ricos de América Latina son Chile (con unos US$ 22.800 per cápita), Panamá, Uruguay, Argentina y México (US$ 17.000 per cápita), en ese orden. En estos casos, el ingreso medio de estos países es superior al promedio mundial, y son considerados países de ingreso medio alto hacia alto, estando únicamente un 20 a 30% por debajo de los valores de Europa Central.

En estos países, su riqueza se debe a diversos orígenes: mientras Chile tiene una población relativamente baja y una amplia producción minera, en Panamá el desarrollo productivo está más asociado al negocio de los servicios financieros. Argentina y Uruguay, por otro lado, tienen una población pequeña para lo que es su territorio y además presentan un mix entre producción primaria y manufacturera.

Más abajo en la lista aparece Brasil, la economía más grande de la región, listada octava entre los países de latinoamérica y con un producto per cápita de tan sólo el 60% de su país vecino Chile y por debajo del promedio mundial.

La base de la pirámide

Del otro lado del ranking se encuentran Haití y Honduras, con un ingreso promedio muy cercano al promedio del África subsahariana. Estos dos países presentan tanto crisis humanitarias resultantes de eventos naturales de los que no pudieron protegerse por falta de infraestructura, así como crisis de violencia interna que la marcan en el Top 10 de países con más inseguridad.

¿Cómo fue la evolución de los últimos 30 años?

El informe del Banco Mundial permite hacer una comparación de hasta casi 30 años hacia atrás, evaluando la evolución desde 1990 hasta 2017. Allí aparecen algunos puntos interesantes a destacar como por ejemplo que Venezuela y México tenían un PIB per cápita mayor a Europa Central.

PBI per cápita de 1990 en dólares PPA constantes de 2011.
PBI per cápita de 1990 en dólares PPA constantes de 2011.

En 1990 la primera economía de la región era Venezuela, con un producto per cápita de US$ 14.500. Esto era un 60% superior al promedio de América Latina, casi dos veces el ingreso medio mundial y superior al de Europa Central. En el último dato disponible para ese país -año 2014-, en cambio, el producto bruto per cápita había crecido tan solo 4% en 24 años. Esto hizo que la economía venezolana pasase a ser la quinta más rica de la región, por debajo de Argentina, Panamá, Uruguay y Chile y tan solo 15% superior al promedio mundial. No hay datos de los últimos años donde la crisis económica y social venezolana continúa agravándose.

Por otro lado, el caso de Chile resulta excepcional: mientras en 1990 tenía un ingreso per cápita igual al promedio mundial y por debajo del promedio de la región, en 2017 la economía chilena resultó en promedio ser un 57% más rica que el promedio de la región y tan solo 15% por debajo de Europa.

Distintas políticas y acontecimientos pueden explicar estas variaciones, que van desde acuerdos comerciales, hallazgo de recursos naturales, desarrollo de la actividad productiva, hasta políticas de desarrollo de largo plazo. Es claro que países con crisis cíclicas pueden generar crecimiento de corto plazo, aunque en el largo plazo quienes crecen sostenidamente son aquellos países que toman medidas para evitar estas crisis.

Por último, esta medida de bienestar es tan solo parcial, porque no muestra cómo se distribuye esta riqueza, pero queda claro que en países donde el ingreso medio se multiplicó por dos, sus ciudadanos debieran tener una mejora en sus niveles de vida.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Cómo puede impactar en la economía de México y Argentina el ascenso de Bolsonaro en Brasil

¿Qué país de Latinoamérica tiene el sistema sanitario más eficiente?

Cambio climático: ¿gran oportunidad económica para Latinoamérica?

El salario mínimo en dólares en América Latina

Nota: Artículo originalmente publicado en Yahoo! en Español el 20 de noviembre de 2018

Deja tu comentario