Devolución de IVA con débito: se perdió incentivo a bancarizar

Desde el año 2001, el Poder Ejecutivo creó distintos incentivos para bancarizar a la población. Esto incluyó la obligatoriedad de pago de salarios en cuenta bancaria, la masificación del uso de las tarjetas de débito, y el incentivo al uso de tarjetas de crédito o débito en las compras habituales mediante devolución parcial del IVA. La falta de actualización del monto máximo para devolución de IVA hizo que ese incentivo a mayor bancarización se pierda.

Los tractores de la bancarización

En la actualidad, de acuerdo al BCRA hay más de 31 millones de tarjetas de débito vigentes en la Argentina, aunque no siempre fue así. En junio de 2001 eran menos de 5 millones. Desde 2001 se implementaron una serie de medidas que desde la obligación o desde la promoción, buscaban ampliar el nivel de bancarización de la economía.

Entre ellas, desde septiembre de 2001 se implementó la obligatoriedad de abrir una “cuenta sueldo” para los empleados, obligando a las empresas a efectivizar el pago de sueldos en entidades bancarias. Esto generó una masificación de dichas cuentas, que por lo general vienen asociadas a tarjetas de débito. En su momento impactó en la bancarización de más de 1,5 millones de trabajadores. En la actualidad son 7,7 millones las cuentas abiertas bajo esta modalidad.

Por otro lado, mediante el decreto 1387 del 2001 se incentivó el uso de la tarjeta de débito y de crédito como medio de pago, para reemplazar a las transacciones en efectivo. Como incentivo ofreció devolución parcial del IVA para esas compras, que implicaba un descuento de entre el 2,48% – para compras con crédito – y el 4,13% – para compras con débito – siempre que la compra individual fuera inferior a los $1.000 (en ese momento US$ 1.000).

En momentos de recesión, esta devolución podía implicar importantes mejoras de bolsillo, al obtener hasta $41 adicionales por cada $1.000 gastados.

Los cambios en los últimos años

La devolución de IVA es “transitoria” y requiere una prórroga anual, ya que vence todos los 31 de diciembre. Cuando tocó renovar la medida para el año 2008, se determinó mantener la devolución del 5% del IVA para compras con tarjeta de débito, pero también eliminar la devolución del 3% del IVA por pagos con tarjeta de crédito.

Lo que nunca se modificó desde que se implementó la medida, fue el monto máximo del ticket que permitiera devolución. De esta manera, mientras en 2001 con $1.000 uno podía obtener devolución parcial de IVA al comprar, por ejemplo, una heladera no frost y un televisor (de tubo) de 20 pulgadas, en la actualidad la gran mayoría de esos productos se ven exceptuados.  La variación promedio de precios según datos de inflación de las provincias en este período fue de 765%, lo que implica que el tope de $1.000 de 2001 funciona permite comprar hoy lo que compraban $130 en 2001.

Para el bien de muchos, se sigue obteniendo la devolución de IVA en supermercados. Esto se da ya que para compras por montos superiores a $1.000 los supermercadistas deben informar a AFIP datos del consumidor. Para evitarlo, los mismos “cortan” el ticket antes de llegar a ese valor lo que permite mantener el beneficio.

[RELACIONADO: Extendieron la devolución del 5% de IVA hasta fines de 2014]

En concreto, la falta de actualización del tope máximo por ticket por un lado abarata el costo fiscal de la medida, a la vez que conforme aumentan los precios promedio le quita el incentivo para transacciones de mediano porte.

¿Cómo funciona la devolución del IVA con tarjeta de débito?

La devolución del IVA se implementa por un régimen que se renueva anualmente por decisión del Ministerio de Economía. Se devuelven 5 puntos del 21 por ciento del IVA que uno paga, para compras cuyo ticket no exceda los $1.000 IVA incluido.

Por ejemplo, si el producto sin IVA cuesta $100, y con IVA $121, esta devolución hace que se termine pagando $116. En términos porcentuales, esto implica un ahorro del 4,13% sobre el precio final del bien.

Por cómo está reglamentada, la devolución del IVA no tiene límite, siempre que se cumplan ciertas condiciones:

  • No aplica a tickets superiores a $1.000 (IVA incluido). Lo que no implica que si un producto cuesta más de $1.000, pueda “cortarse” el pago en cupones más chicos. Por ejemplo, una compra de $1.600 podría pasarse en dos veces (dos cupones de $800, por ejemplo), siempre que el ticket no supere los $1.000. De esa manera, se lograría obtener una devolución de $66,08 que no sería posible si la compra fuera pagada de una sola vez.
  • No aplica a compra de combustibles, pago de impuestos, a establecimientos educativos, a pago de prepagas, servicios de internet o telefonía celular, a compras en comercios que son monotributistas, ni a compras en el exterior.

 

—–

Artículo redactado para el Blog de Yahoo! Finanzas Argentina. Ver el artículo en el blog de Yahoo! Finanzas “Devolución de IVA con débito: se perdió incentivo a bancarizar

(*) Publicado en el Blog de Yahoo! Finanzas el 22 de agosto de 2014 (link a http://ar.finanzas.yahoo.com/blogs/author/ariel-setton/)

8 comentarios

  • Pingback: Se cae la devolución del 5% de IVA para compras con débito? – Ariel Setton

  • Pingback: BANCARIZACION Y TARJETA DEBITOS | Sistema Financiero

  • Hola. Muy buen articulo! Da mucha claridad sobre el tema.
    Llegue aqui buscando la respuesta a una pregunta que nadie logra contestarme con certeza y siendo que este blog trata de temas relacionados me permito hacersela con la esperanza de que ud la responda:

    Le corresponde la devolución del IVA por compras con Tarjeta de Debito a los montributistas?

    Yo leyendo la normativa entiendo que si, pero el banco Ciudad se niega a realizar las devoluciones argumentando que soy monotributista y no consumidor final (ellos entienden que solo deben devolver el IVA a consumidores finales y no lo hacen ni a monotributistas ni a responsables inscriptos.

    Le mando un saludo y le agradezco de antemano lo que pueda decirme sobre el tema.

  • Pingback: simpleNewz - Ariel Setton | Economista RSS Feed for 2014-10-24

  • En el Supermercado Aída de Santa Clara del Mar, las cajeras dicen que no pueden efectuar el “corte” del ticket antes de los $1.000.- Me queda por averiguar ante la Supervisora de aquellas sobre su veracidad.

  • No es ilegal duplicar (o más veces según monto) el pago con tarjeta de débito?

  • Hola, ¡muy interesante el artículo!
    Agregaría también que no aplica en compras donde el comercio o la persona que presta los servicios en donde uno paga con crédito o débito es monotributista en vez de responsable inscripto. Eso no lo sabía hasta que reclamé en mi banco que no me hacían la devolución de cierto comercio en donde habitualmente pagaba con débito y me dijeron que era por ese tema. Saludos!

Deja tu comentario