Dólar turista: del valor oficial al del mercado paralelo

Realizar consumos con tarjeta en el extranjero se ha encarecido muy fuertemente durante el último año. El “dólar turista” ha tenido un aumento del 87% en los últimos 12 meses, superando ampliamente la variación del dólar blue (+65%), del dólar Bolsa (+50%) y del dólar oficial (+60%).

 

Luego de la implementación del control de cambios en octubre de 2011 se amplió la brecha existente en el mercado de divisas oficial y paralelo (el dólar blue). En un comienzo, el valor a pagar por consumir en el extranjero se incrementó un 15% por el pago a cuenta (luego deducible) del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales. Con el paso del tiempo y diversas resoluciones mediante, el valor que hoy por hoy se tiene que pagar por los consumos en el extranjero ($10,75 el 5 de febrero de 2014) se asemeja más al tipo de cambio paralelo – tanto en su versión ilegal con el dólar blue, como en su versión legal del dólar Bolsa – que al tipo de cambio oficial.

Los objetivos de dicho aumento son muchos, pero la visión más extendida es que el objetivo de estas medidas fue desalentar movimientos financieros especulativos que permitían sacar ganancias al obtener divisas en el mercado del dólar turista para luego venderlo en el mercado paralelo.

 

¿Una cuestión cultural?

El valor del dólar estadounidense  es un tema que en Argentina todos conocen. Y esto se debe a muchos motivos, uno de ellos la historia económica Argentina y otro muy relacionado con la misma, el interés de la población de usar esa moneda como moneda de ahorro.

Entre el año 2007 y hasta 2013 inclusive, la tasa de inflación y de crecimiento de los salarios superó con creces la tasa de devaluación de la moneda argentina, posibilitando a más personas acceder a un mayor ahorro en dólares. Del mismo modo, que el peso se deprecie a una tasa menos que la inflación hizo a muchos productos ser menos competitivos a nivel internacional  al costar cada vez más en dólares.

Dichos factores generaron la expectativa de un ajuste en el tipo de cambio que permitiera equiparar el retraso de los últimos años. Esas expectativas se tradujeron en una mayor demanda de moneda extranjera, por la vía que fuera posible.

 

Del oficial al paralelo

Paso a paso, el Gobierno ha ido tomando medidas que regulan el acceso al mercado de cambios, entre ellos la imposibilidad de comprar moneda extranjera al tipo de cambio oficial – prohibición que se extendió hasta el 27 de enero de este año-, o la imposibilidad de dolarizar tenencias en pesos utilizando instrumentos financieros durante algunos meses del 2013, utilizando un movimiento legal conocido como “dólar Bolsa” o “dólar MEP” que implica comprar bonos en pesos y venderlos en dólares a otra persona que tiene dólares y quiere pesos.

El desincentivo al uso de divisas se hizo muy presente en la compra con tarjetas en el exterior, así como también el uso de divisas con objetivos de turismo. Comenzando con la implementación de un pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias del 15% desde noviembre de 2012, realizar compras con tarjeta se fue encareciendo en el tiempo. La alícuota luego aumentó al 20% e incorporó pasajes y paquetes turísticos, para finalmente aumentar al 35% desde diciembre de 2013 e incluir la adquisición (autorizada) de divisas para viajes.

Este desincentivo incremental se dio en conjunto con el aumento del valor oficial del tipo de cambio, que presentó una aceleración de la depreciación del tipo de cambio desde junio de 2013 y con un fuerte aumento en los últimos dos meses que superó el 30%, llevándolo a los actuales 8 pesos por dólar.

 

 

Artículo redactado para el Blog de Yahoo! Finanzas Argentina. Ver el artículo completo “Dólar turista: del valor oficial al valor del mercado paralelo″ (http://ar.finanzas.yahoo.com/blogs/yahoo-finanzas/d%C3%B3lar-turista–del-valor-oficial-al-valor-del-mercado-paralelo-203945521.html)

(*) Nota publicada en el Blog de Yahoo! Finanzas el 6 de febrero de 2014 (link a http://ar.finanzas.yahoo.com/blogs/author/ariel-setton/)

2 comentarios

Deja tu comentario