¿Por qué hay inflación en Argentina?

Mucho se habla de inflación en la Argentina. Desde el año 2007 en adelante nuestro país vive con un aumento promedio de precios de dos dígitos, siendo éste superior al 20% los últimos años. La inflación en sí no debería ser problemática si esta se ve acompañada por mejoras en los indicadores sociales, permitiendo un nivel adecuado de crecimiento económico y un mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios. El problema aparece si la inflación dificulta la evolución de cualquiera de estos conceptos.

¿Qué causa la inflación? ¿Debe ser la preocupación principal del Gobierno la de bajar la inflación? ¿Cómo se baja la inflación?

Les respuestas a esas tres preguntas cambian rotundamente dependiendo la matriz ideológica de la persona que las responde. Aquí, las respuestas a las mismas.

La corriente ortodoxa

La corriente ortodoxa dirá que lo único que causa la inflación es la emisión monetaria por encima de la tasa de crecimiento de la economía

Plantean a la inflación baja (de entre 2 y 4% anual) como uno de los principales objetivos de política económica. Para esta corriente, la solución pasa por bajar drásticamente los niveles de emisión monetaria, reduciendo el gasto público para la estructura tributaria actual, de forma que se permita tener un superávit público y que esta desaceleración en el crecimiento de la cantidad de billetes genere una desaceleración en los precios.

La corriente heterodoxa

Plantea que la existencia de estos niveles de inflación responden a tres causas concretas: una lucha de poder por las ganancias del producto (la “lucha de clases”), la existencia de formadores de precios con características monopólicas u oligopólicas que abusan de su poder de mercado, y la existencia de cuellos de botella consecuente al nivel de crecimiento de los últimos años, que desencadenan en la llamada ‘inflación estructural’ de la economía.

Si te interesó, podes leer el artículo completo “¿Por qué hay inflación en Argentina?”

Deja tu comentario