El impacto de las nuevas promociones bancarias en tu bolsillo

Contexto
El consumo con tarjeta de crédito en Argentina creció de manera sostenida en los últimos años. Más de 27 millones de personas tienen tarjetas de crédito en Argentina (para más información ver este artículo “Cómo hacer para comprar convenientemente con tarjeta”) de acuerdo al último dato publicado por el BCRA de Septiembre 2012.

Por otro lado, durante el 2012 y los últimos años, los Bancos y otras Instituciones Financieras fueron el sector que más ganaron y crecieron, con una ganancia superior a $38.000 millones sólo durante 2012, y con un crecimiento en su producción de 19% en términos reales, según INDEC.
En el marco de una búsqueda de disminución del impacto de la inflación en el bolsillo de los consumidores, el Gobierno planteó el congelamiento de precios de productos alimenticios y el lanzamiento de una nueva tarjeta de crédito – la SúperCard – que permita bajar el nivel de comisiones pagadas por los supermercados a las tarjetas de crédito.  En este artículo “El dilema del congelamiento y la Súpercard” analicé las implicancias de esta medida.

Propuesta de las entidades financieras
Como respuesta, las agrupaciones que concentran a los bancos salieron con propuestas de mejoras en el uso de la tarjeta de crédito. Pero no para los comercios, sino para los usuarios finales.

Por un lado, las asociaciones que agrupan a Bancos nacionales, públicos y privados (Adepa y Abappra) anunciaron una baja de las comisiones por refinanciación de saldos a un máximo del 30% anual a los más de 21 millones de clientes. Por otro lado, seis bancos (Santander Río, BBVA Francés, HSBC, ICBC, Citi e Itaú) de la asociación que agrupa a los Bancos extranjeros (ABA) anunciaron un 10% de descuento los días lunes en los 34.000 comercios del rubro alimentos, por 60 días y con un tope mensual de $100 por tarjeta para sus 5,5 millones de clientes.

Es importante resaltar que muchos de los bancos que ofrecen como “respuesta” los descuentos en alimentos, ya contemplaban promociones similares en otros rubros, como por ejemplo 20% de descuento en peluquerías (con tope $100 por mes), 10% a 15% de descuento en combustibles (con tope $50 a $80 por mes), o 20% en restaurantes (con tope $200 por mes). Mientras tanto, muchos de los bancos nacionales ya ofrecían previamente descuentos del 15% al 20% en ciertos supermercados durante ciertos días y sin tope, que se sumarán a las nuevas condiciones ofrecidas.

¿Qué impacto tiene cada medida?
Para analizar el impacto de las medidas, se analizó cuánto cambia el valor “real” que uno debe pagar, antes y después de las promociones. Para eso, se trae a valores de hoy los pagos que se realizan a futuro, descontando el valor de la inflación.

bancaria

Como puede desprenderse del análisis, los bancos privados agregaron un nuevo rubro y día para sus promociones segmentadas. Con un 10% de descuento en un pago, permiten a susclientes ahorrar casi 12% de la compra, mientras que permitiendo el pago en 3 cuotas sin interés, les generan un ahorro de 3,5%.

Mientras tanto, los bancos nacionales bajaron el costo de refinanciación. En caso que uno quiera pagar su compra en 12 cuotas, en vez de pagar 11% más (por un recargo de 24,5% y descontando efectos de inflación), terminará pagando sólo 2% más. ¿Cómo funciona esto? En vez de pagar en el comercio en 12 cuotas, pide el pago en una única cuota, y en vez de pagar la totalidad, paga cuotas de $95 por cada $1000. Al financiarse al 30% anual, se hace más conveniente la refinanciación del saldo que el pago en cuotas. Al totalizar el año, habrá pagado $1.140 pesos y saldado su deuda, versus los $1.240 que hubiera pagado si lo hubiera hecho en 12 cuotas con interés.

Análisis caso a caso

  • Pago en efectivo o con tarjeta de débito: Al efectivizarse el pago en el momento, y dado que no puede recargarse por pago en efectivo, o con tarjeta de débito, se pagará exactamente el precio de lista
  • Pago con tarjeta de crédito en un pago:Sepagará hasta un mes más tarde el precio de lista, que no puede tener recargo por pago con tarjeta de crédito, según Ley 25.065. Se terminará pagando algo menos, porque se descuenta la inflación entre que uno compra y que uno paga.
  • Pago con tarjeta de crédito en un pago con 10% de reintegro:Sepagará hasta un mes más tarde el precio de lista, al que se le resta el 10% de reintegro por promoción bancaria. Se terminará pagando 12% menos que el valor que el precio de lista, con el tope de $100 por mes. Aplica únicamente a bancos adheridos a esta promoción.
  • Pago con tarjeta de crédito en 3 cuotas sin interés:Sepagará el precio de lista sin recargo, a pagar en tres cuotas consecutivas e iguales los alimentos comprados. Se terminará pagando 3.5% menos que el valor que el precio de lista. Aplica únicamente a bancos adheridos a esta promoción.
  • Pago con tarjeta de crédito en 12 cuotas con interés:Sepagará el precio de lista más un recargo por pago en cuotas, que según informan Visa y FirstData (para MasterCard y Diners) es del 24,5% para ambas, a pagar en 12 cuotas consecutivas e iguales. Se terminará pagando 11% más que el valor que el precio de lista debido al pago en cuotas.
  • Pago con tarjeta de crédito en 1 pago, y refinanciando el saldo en 12 meses:Sepagará el precio de lista sin recargo, y cuando llegue la compra a fin de mes, se paga sólo una parte y se refinancia el saldo pendiente al 30% anual, para aquellos bancos que bajaron tasa. Si se pagan $95 por mes para una compra de $1000, en 12 meses se terminará de pagar el saldo. Se terminará pagando 2% más que el valor que el precio de lista debido a la refinanciación del saldo y del efecto de la inflación sobre las cuotas a pagar.

Resultados
Como pudo verse, todos estos beneficios que ofrecen los bancos, generan una transferencia de excedentes desde los bancos hacia la gente, lo que hace que en esta ‘pelea’ quien gane sea el usuario final. Pero no logran atacar la inflación, ni colaborar con el congelamiento de precios que busca lograr Moreno.

Un comentario

Deja tu comentario