Que pasó con las reservas internacionales en los últimos 6 meses

El 1 de octubre de 2014 Alejandro Vanoli fue puesto al frente del Banco Central de la República Argentina (BCRA). ¿Cuáles eran los problemas de ese momento y cuáles los actuales? ¿Cayeron las Reservas Internacionales en los últimos 6 meses? ¿Qué traccionó la llegada de dólares a Argentina?

 

El fin de la era Fábrega

Para fines de septiembre de 2014, el dólar oficial se encontraba cerca de 8,50 pesos por dólar estadounidense y el paralelo llegó a estar a 15,75. Esto implicaba una brecha cambiaria del 85%. La tendencia a la caída mes a mes de las reservas internacionales para muchos marcaba la necesidad de tener un nuevo salto en el valor del dólar oficial, lo cual potenciaba la suba del dólar paralelo. El “negocio” del dólar puré –para quien puede, comprar dólar ahorro en el mercado oficial para luego venderlo en el paralelo- representaba una ganancia de más de 5 pesos por cada dólar adquirido de manera oficial.

 

Los cambios impulsados por Vanoli

Desde el comienzo de su gestión, Vanoli aumentó la tasa de interés de los plazos fijos de forma de hacer más atractivo el ahorro en pesos. Las tasas de interés -dependiendo con qué vara se lo midiera- comenzó a rendir una tasa de interés real positiva luego de varios años. Asimismo, se aumentó el poder de policía del BCRA para controlar las casas de cambio, cuevas y afines que operaban la divisa en el mercado informal. De este modo, se procuró aumentar el temor de los consumidores de acceder al dólar paralelo, asimismo restringiendo la oferta de lugares que lo ofrecen.

En simultáneo, se comenzaron a efectivizar mecanismos financieros para acrecentar el nivel de divisas del Banco Central. Entre ellos, se activaron cinco tramos de un swap con la República Popular de China por un monto equivalente a 3.114 millones de dólares (del monto total acordado con China superior a los 11.000 millones de dólares). Además, se recurrió anueva emisión de deuda pública (Bonar 2024 en los meses de diciembre 2014 y abril 2015), se recibió ingresos por única vez de las telefónicas como contraprestación por la licitación de las frecuencias de 4G, y se ingresaron al país dólares por préstamos tomados por empresas con mayoría estatal, como YPF.

 

La situación actual

Para fines de abril de 2015, las reservas internacionales sumaron 33.901 millones de dólares, 5.798 millones más que a principios de octubre de 2014. Asimismo, el dólar oficial creció menos que la inflación durante todo este período (empeorando el nivel de competitividad real de la economía), mientras que el tipo de cambio paralelo bajó un 20% desde los 15,75 hasta cerca de 12,70 en la actualidad. La brecha cambiaria está cerca del 40% y el dólar puré perdió buena parte de su “negocio” –a pesar de ser una operatoria ilegal-.  Desde marzo 2015 la brecha cambiaria está debajo del 50% y las autoridades quieren que se sitúe más cerca del 35%. El propio incremento de las reservas internacionales funciona en el mercado como un factor que desactiva las expectativas de devaluación en el corto plazo.

 

No todo es color de rosa

¿Qué ocurre si a la variación total de reservas se le quitan los ingresos por nueva deuda financiera contraída en el exterior, los swaps y los ingresos por única vez como el de la licitación de 4G? En ese caso, los resultados serían otros.

Qué explica la variación en las Reservas Internacionales

De no haber existido emisión de nueva deuda, o la efectivización de la licitación de las bandas 4G, el crecimiento de casi 5.800 millones de dólares de Reservas en los últimos 6 meses se hubieran transformado en una caída superior a los 1.000 millones de dólares. Y esto es aún sin contar los dólares que por el fallo de Griesa, Argentina no pudo hacer llegar a los tenedores de deuda argentina bajo ley extranjera –el famoso “Griefault”-.

 

Conclusiones

El mantenimiento e incremento de las Reservas Internacionales parecieron ser efectivos en el corto plazo para calmar el ámbito cambiario, en momentos que la inflación vuelve a situarse en niveles cercanos al 25% anual -niveles cercanos a los que tuvo la economía argentina durante los últimos años- luego de pasar el pico inflacionario consecuente de la devaluación realizada los últimos días de enero 2014.

Esta es una solución meramente parcial y de corto plazo, dado que para mantener estabilidad en el mercado cambiario se cae en la búsqueda de fuentes de financiamiento que cubren el bache de divisas pero no modifican la estructura productiva necesaria para que la misma se reconvierta en posterior generación de dólares. Sin ese financiamiento internacional, las reservas hubieran caído fuertemente y la historia hubiera sido distinta también.

 

—–

Artículo redactado para el Blog de Yahoo! Finanzas Argentina. Ver el artículo en el blog de Yahoo! Finanzas “Que pasó con las reservas internacionales en los últimos 6 meses»

(*) Publicado en el Blog de Yahoo! Finanzas el 04 de mayo de 2015

Deja tu comentario