Impuesto a las Ganancias 2013

En enero de 2013 se anunció un aumento del 20% del Mínimo No Imponible (MNI) del Impuesto a las Ganancias (IIGG), aplicable desde marzo 2013. En principio, la noticia pareciera aliviar el peso del IIGG sobre los salarios, pero hay cuestiones que hacen pensar que el efecto final sobre el salario será una mayor presión.

El mismo anuncio informó – de forma directa o por omisión – dos cosas que son clave para entender los efectos del mismo: a) que la suba del MNI se daba recién desde marzo 2013, y b) al no haber anuncio por las escalas, que se mantienen las escalas de pago de IIGG vigentes.
La primera consideración es clave. Va a mejorar el salario de los trabajadores. ¿Cuánto? Una estimación que realicé marca un beneficio mensual de hasta $600 por trabajador, dependiendo el nivel de ingresos. Cuanto mayor el ingreso mensual, más se beneficia de esa medida, debido al carácter progresivo del impuesto.

Por ejemplo, para solteros sin hijos con sueldos brutos mensuales de $7.000 a $8.000 la medida va a permitir pagar hasta $100 menos de IIGG por mes, sueldos de $8.000 a $10.000 pagarían entre $100 y $240menos, y sueldos mayores tendrían un alivio de hasta $440 x mes.

En el caso de personas casadas con dos hijos, la mejora se traduce en ahorros mensuales de hasta $100 para salarios brutos de hasta $11.000, de $100 a $300 para salarios hasta $12.500 mensuales, y hasta $600 de beneficio mensual para salarios mayores.

Hasta ahí lo que se ve es una medida que relaja la presión impositiva sobre los salarios. Pero resta analizar el impacto del ajuste salarial de 2013.Si pensamos que la suba del MNI es del 20%, y que las paritarias cierran cercano al 20%, deberíamos creer que respecto a nuestro sueldo, deberíamos pagar lo mismo de Ganancias que en 2012. Pero no va a ser así. Con un aumento de sueldos exactamente igual al mínimo no imponible, vamos a pagar una mayor parte del sueldo en el Impuesto a las Ganancias.

¿Por qué es esto? Básicamente, porque no se tocan las escalas sobre las que se paga el impuesto. Las escalas dicen que para determinada “ganancia neta” (aquella que le resta al salario bruto los descuentos por obra social, jubilaciones y deducciones personales) se paga cierto porcentaje de impuesto.

Si no ajustan las escalas del mismo modo que ajustan el mínimo no imponible, mismos salarios “reales” van a tener que pagar alícuotas más altas (ej.si con un sueldo determinado se pagaba una alícuota de 9%, podría ocurrir que este año caiga en la categoría que paga 14%).

¿Cómo impacta esto en los salarios? En caso que el aumento del MNI fuera anual y del 20% (algo que se discutirá luego), un hombre casado con 2 hijos q gana hoy $15.500 está pagando $999 por mes de IIGG (7,8% del sueldo neto), y la mejora del MNI va a hacer que esa persona pase a pagar $589 por mes (4,6% salario neto) con una mejora de $409 por mes. Pero cuando cierren paritarias y les suban, digamos 20%, va a pasar a pagar $1.283 al mes (8,3% de su sueldo). IIGG va a pesar 7% más que antes.

El ajuste salarial 2013 se va a licuar en parte con el aumento del pago de IIGG. Por ejemplo, para un hombre casado con dos hijos y un salario bruto mensual de $15.500, un aumento del 20% va a representar de un aumento de 19,3% en mano. En cambio, un soltero en iguales condiciones recibirá un aumento de salario de bolsillo de sólo 18,7%.

En caso de determinarse aumentos de sueldo mayores, el impacto de la mayor presión sobre los salarios se hace más fuerte. Aumentos de sueldos de 25%, para casados representarían aumentos en mano de entre 21,5% y 23,5%. Para casados con hijos, entre 22,5% y 24% dependiendo el sueldo. En ese caso, la presión del IIGG sobre el sueldo va a aumentar 16% respecto a la de 2012. Es importante entender q si no se hubiera dado el aumento del MNI, la situación sería sustancialmente peor. 25% de aumento bruto se hubieran convertido en 18% en mano.

En el límite, si no se actualizan las escalas, en unos pocos años todos terminaremos pagando la misma alícuota del IIGG, perdiendo el carácter progresivo del impuesto (paga más quien más gana).

Por otro lado, el 11 de marzo se publicó en el Boletín Oficial la implementación de la suba del MNI, aunque aún no queda claro el impacto final. Ganancias es un impuesto anual. Mes a mes a uno le retienen parte de un impuesto anual. Ej.: uno paga más IIGG en enero y en julio por el medio aguinaldo. En los meses siguientes al cobro de aguinaldo, por lo general se paga menos IIGG que otros meses. Esto es porque se cobró en algún momento del año algo de más, comparado con lo que corresponde pagar de forma pago anual.

En ese mismo sentido debería haberse implementado esta suba. El MNI no es mensual, es anual, al igual que el impuesto. Por lo q una suba del 20% debe ser sobre la base anual. Si se sube el MNI, debería devolverse lo cobrado de más en enero y febrero. Si fuera como corresponde, de abril en adelante uno y hasta no tener aumentos de sueldo debería pagar menos IIGG, y en marzo debería pagar mucho menos, por lo que ya pagó de más.

Pero la RG 3449 de AFIP dice que esto va a ser mensual. Lo que implica que el MNI no va a aumentar un 20% sino un 16,7%. ¿Qué quiere decir esto? Que para aumentos de sueldo del orden del 20%, además del impacto en escalas recién explicado habrá que sumarle un mayor peso del IIGG en salario por un mínimo no imponible menor al anunciado. Y por lo tanto, van a empezar a pagar nuevos trabajadores.

Con lo cual nos encontramos en un dilema. O se anunció de forma incorrecta la suba del MNI, o lo están implementando de una manera incorrecta, o alguna otra alternativa que no termino de comprender. En un primer cálculo, un análisis anualizado de IIGG con el nuevo MNI y esta “nueva metodología” daría un aumento en la presión del IIGG sobre el sueldo del 10 al 15% en promedio.
Con lo cual, de ser correcto este análisis, el Impuesto a las Ganancias lo van a pagar más trabajadores que durante 2012, y quienes ya pagaban, van a aportar un porcentaje mayor de su sueldo, respecto al que pagaron en 2012.

Deja tu comentario