La inflación de Macri

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó esta última semana a enviar las boletas del ABL e impuesto inmobiliario para el período fiscal 2013.

Este aumento – comunicado como un 23% en promedio – se hace sobre la base de la «actualización por inflación que sufre el país» y luego de haber ajustado entre un 100% y un 300% la tasa durante el año 2012 respecto a 2011.

A continuación, se muestra información brindada por el GCBA (AGIP) en donde se explica lo siguiente:

  • Se emiten mensualmente 1.777.000 facturas.
  • Un 26% de las mismas no sufrirían aumentos, ya sea por estar exentas del impuesto (8% del total) o por no afrontar subas (17%).
  • Un 46% de los hogares – 820.000 – recibirían aumentos de entre $1 y $30 al mes.
  • Un 12% de los hogares – 210.000 – recibirían aumentos de entre $30 y $60 al mes.
  • Un 16% de los hogares – 287.000 – recibirían aumentos de más de $60 al mes.

Aumentos informados de ABL 2013 por GCBA (AGIP)

macri1

                                           Fuente: elaboración propia sobre datos informados por AGIP

De ahí podemos tomar una primera conclusión: se habla de montos mensuales de aumento, sin informar el porcentaje que representan.

Por otro lado, se mezcla el concepto del aumento «en promedio» del 23% y «debido a la inflación» con un aumento de recaudación del 23% y «con el objetivo de que los porteños paguen 1% del valor de la propiedad por ABL».

Resulta sorprendente que cuando comenzaron a llegar las boletas con aumento, en ningún sentido se muestre este aumento «en promedio», sino que los aumentos son sustancialmente mayores.

¿Qué diferencia hay entre el 23% en promedio y el 23% de la recaudación?
El impacto de los exentos y contribuyentes sin aumento.

Por ejemplo, si se recaudan $100 al mes y un 10% está exento del pago, el impacto de un aumento del 23% en promedio sería una recaudación de $120,7 (aumento de recaudación del 20,7%) y no de $123.

Más aún, si se establece que x ej. el 20% no va a pagar aumentos en sus boletas, quedan dos posibilidades: a) que al resto se le aumente un 23% y por lo tanto el aumento de recaudación se aleje aún más de $120,7 y llegue a $116.1 (aumento de recaudación del 16,1%) b) que quienes sí paguen con aumento, les recaiga un aumento mayor que compense esta falta de aumentos uniforme. En ese caso se alcanzaría el objetivo de $120,7, pero a costa de aumentos porcentuales mayores para el resto de los contribuyentes.

Pareciera ser que el GCBA se puso como meta de recaudación, un aumento del 23%. Y por lo tanto, teniendo en cuenta que el 26% de los hogares no sufriría aumento o no pagaría, el impacto del aumento recaería enteramente en los que sí pagan con aumento.

De esta manera, con el objetivo de recaudar 23% más por ABL, el 74% de los hogares con aumento, deberían afrontar subas sustancialmente mayores al 23% «promedio».

De esta manera explicamos el primero de los errores comunicacionales.

Por otro lado, resulta sorprendente que el GCBA aumente «por inflación» la recaudación un 23% cuando en su presupuesto del año 2013, él aumento de precios está estimado en 10,8%, no? Pareciera ser que enfundado en conceptos ajenos, como la inflación «culpa del Gobierno Nacional», el GCBA busca objetivos propios. Ya sean recaudatorios, o con el objetivo de llegar a cobrar un ABL+inmobiliario del 1% anual del valor de la propiedad, está aprobado por la Legislatura y es un hecho.

Si vieron el cuadro anterior, los aumentos son nominales y no porcentuales. Y queríamos entender por qué a la gran mayoría no nos aumentaba el 23% el ABL para el 2013. Más aún, queríamos entender cómo podía ser que luego de aumentar entre 100% y 300% el año 2012 respecto al 2011, para 2013 llegaban aumentos que como mínimo eran del 50% y llegaban a duplicar el pago de este año.

Ante falta de datos oficiales, se nos ocurrió armar una encuesta online casera (acá la pueden ver), que permitiera que cada uno cargara los datos de las boletas de ABL recibidas.

Conseguimos casi 100 datos, de 18 barrios porteños, que mostraron los siguientes resultados:

Aumentos informados de ABL 2013 por vecinos

macri2

                                             Fuente: elaboración propia sobre datos de encuesta colaborativa

Los resultados muestran algo contundente: un aumento promedio de más del 56% en promedio en las boletas. El aumento que más se dio, en todos los barrios fue de 50% exacto.

Ese número está en linea con el máximo que podía aumentar el ABL para unidades con valor fiscal de hasta $150.000.

De hecho, como puede verse en el gráfico anterior, sólo un 20% de los relevados tuvo aumentos menores al 50%, y sólo un 6,3% aumentos menores al 35%.

Aumentos de ABL promedio por tipo de inmueble
(% de aumento)

macri3

                                           Fuente: elaboración propia sobre datos de encuesta colaborativa

 

Por último, los aumentos más importantes se dieron en casas, con promedio de aumento del 68%. Mientras tanto, los departamentos sufrieron aumentos promedio del 50%.

 

Esto podría deberse tanto por tres razones:

 

a) Sesgo muestral

 

b) Las casas tienen un valor fiscal promedio más elevado, que generaría que algunas de ellas aumenten hasta 75% o hasta 100% (de acuerdo a información recientemente brindada por el GCBA)

 

c) Por el aumento del ABL para las casas, como consecuencia del «costo de oportunidad» que tienen las casas por sobre los departamentos. Esto quiere decir que en iguales condiciones las casas deberían pagar más que los departamentos.

 

Aumentos nominales

 

Los resultados de la encuesta expresan para la muestra los siguientes aumentos:

 

  • entre $1 y $30 adicionales por mes: 40% de la muestra, con un aumento promedio de $24,10.

 

  • entre $30 y $60 adicionales por mes: 32% de la muestra, aumento promedio de $40,32.

 

  • más de $60 adicionales por mes: 29% de la muestra, aumento promedio de $222,94.

 

En conclusión, es posible que el aumento de ABL informado tenga un aumento 23% en promedio…pero de recaudación. Y por lo tanto, estos fuertes aumentos están en línea con el objetivo recaudatorio.

 

De ahora en adelante, quienes pagan ABL y sufren aumentos, tendrán que acostumbrarse a que no son «el promedio» y que los aumentos de recaudación no van a asociarse con los aumentos de su propia boleta.

 

Fin del #InformeSetton

 

Nota: acá está el storify que fue consolidando información y dio origen a este post

 

 

Deja tu comentario