Condonación de ganancias para el aguinaldo de diciembre de 2012

La Presidenta, mediante el Decreto 2191/12 ha tomado una decisión: condonar el pago del impuesto a las ganancias correspondiente al segundo medio aguinaldo, a pagarse en el mes de diciembre de 2012. Esta medida impacta a todos aquellos empleados en relación de dependencia con salario bruto menor a $25.000.

Durante el anuncio, se informó que el 24,80% de los empleados registrados en relación de dependencia con aportes jubilatorios paga impuesto a las ganancias. Esta medida beneficia al 91% de estos trabajadores, que representan más del 98% de los trabajadores totales registrados en Argentina.

Con esto, intentó ponerle paños fríos a la discusión respecto al aumento del mínimo no imponible, celebrando un alivio fiscal para los contribuyentes respecto a la situación actual. Asimismo, se propone la discusión de aumentar el mínimo no imponible para el año 2013, como resultado de una discusión en conjunto con los sindicatos.

Con ese objetivo, se intentó analizar el impacto de la medida para los empleados en relación de dependencia.

Análisis teórico

Para ello, se tomó como base de análisis a dos sujetos fiscales típicos (contribuyente soltero y sin hijos, y casado y con dos hijos) que no presentan otro tipo de deducciones sobre el impuesto a las ganancias (intereses de préstamos hipotecarios, empleada doméstica, otros familiares a cargo, donaciones, honorarios médicos, etc.) y se analizó sobre los mismos el impacto de dicha medida. Dicho impacto debe considerarse como un beneficio, pero no como una devolución. Simplemente es la exención o condonación de un pago que eventualmente iban a realizar.

Por otro lado, esta medida da por cerrada la discusión respecto al mínimo no imponible para el año fiscal 2012. Esto implica que la base de contribuyentes de dicho impuesto se amplió fuertemente respecto al año 2011. Aún si en el año 2013 como resultado de las negociaciones entre el gobierno y los sindicatos se establezca un aumento del mínimo no imponible – y las escalas – en misma proporción que el aumento de salarios promedio, la cantidad de trabajadores alcanzados por el mismo será la misma que en el 2012, un año sin actualización del mismo. Por otro lado, quienes ya pagaban impuesto a las ganancias en 2011 y en 2012 se encontraron que la misma representaba una proporción mayor de su salario bruto, durante 2013 mantendrían esa alícuota más elevada.

Como ejercicio, se realizó un análisis de cuánto representa la condonación del pago de impuesto a las ganancias sobre el segundo medio aguinaldo, si este hubiera sido un aumento del mínimo no imponible – tanto del monto como de las escalas de pago -.

Impacto de la medida
Los principales resultados se resumen en el siguiente cuadro:

ganancias
                                                               Fuente: elaboración propia

Este análisis supone el mismo salario para todo el año para ejemplificar los impactos. Cada caso particular tendrá un impacto diferente, dependiendo en qué período se otorgaron los ajustes salariales y el aumento porcentual del mismo. Simplemente busca mostrar un orden de impacto de dicha medida.

Algunos comentarios finales

El impacto fiscal estimado de la medida se estima superior a los $2.100 millones, que representaría algo menos del 33% de los $6.000 de recaudación por Impuesto a las Ganancias adicional que se recaudó por la falta de actualización del mínimo no imponible respecto al aumento promedio de salarios de la economía.

En el mejor de los casos, esta medida representa un aumento del mínimo no imponible del 9,1%. Por la naturaleza del impuesto, que es progresivo, la condonación del pago se convierte en una medida regresiva ya que beneficia incrementalmente a los ingresos más elevados.

El Mínimo no Imponible no se modificó, con lo cual se amplió la base de contribuyentes del mismo. El esfuerzo adicional que se pagó este año sobre todos los salarios y que se ve parcialmente aliviado por esta medida, impactará de manera completa durante el 2013. La medida se dio en carácter excepcional y por única vez.

En el Boletín Oficial se aclaró que el tope de $25.000 de salario bruto se calcula tomando en consideración los salarios declarados entre julio y diciembre de 2012. Quienes tienen salarios en el límite del tope y por alguna razón (pago de comisiones, extra por vacaciones, etc.) hubieran cobrado más de $25.000 brutos en algún mes, no se verían beneficiados por esta medida.

El impacto de bolsillo para una familia permitirá en parte incrementar el consumo o el ahorro durante fin de año, brindando un impulso de demanda a la economía.

Deja tu comentario